Go to Top

Cuento 7: “El Loro enjaulado”

Cuento 7: “El Loro enjaulado”

 

cuento 7Esta es la historia de un loro que desde hacía un buen número de años vivía enjaulado. Su propietario era un anciano al que el animal hacía compañía.

Cierto día, el anciano invitó a un amigo a su casa a saborear un delicioso té de Cachemira.

Los dos hombres pasaron al salón donde, cerca de la ventana y en su jaula, estaba el loro. Se encontraban tomando el té, cuando el loro comenzó a gritar insistentemente: ¡Libertad, libertad!

Durante todo el tiempo en que estuvo el invitado en la casa, el animal no dejó de reclamar libertad. Hasta tal punto era desgarradora su solicitud, que el hombre se sintió muy apenado y ni siquiera pudo terminar de saborear su taza. Estaba saliendo por la puerta y el loro seguía gritando: ¡Libertad, libertad!

Pasaron dos días. El invitado no podía dejar de pensar con compasión en el loro. Tanto lo angustiaba el estado del animalito que decidió que era necesario ponerlo en libertad. Tramó un plan. Sabía cuándo dejaba el anciano su casa para ir a efectuar la compra. Iba a aprovechar esa ausencia y a liberar al pobre loro. Un día después, el invitado se apostó cerca de la casa del anciano y, en cuanto lo vio salir, abrió la puerta con una ganzúa y entró en el salón, donde el loro continuaba gritando: ¡Libertad, libertad! Al invitado se le partía el corazón.

¿Quién no hubiera sentido piedad por el animalito? Rápido, se acercó a la jaula y abrió la puerta de la misma. Entonces el loro, aterrado, se lanzó al lado opuesto de la jaula y se aferró con su pico y uñas a los barrotes de la jaula, negándose a abandonarla mientras seguía gritando: ¡Libertad, libertad!

12 Responses to "Cuento 7: “El Loro enjaulado”"

  • Ivsa
    24 noviembre, 2014 - 22:16 Reply

    Estoy muy agradecido por cada uno de la lectura informativa sobre http://www.dgeneracion.com . Yo ciertamente extenderé la frase acerca de su sitio con la gente. Saludos .

  • Hanni
    21 octubre, 2014 - 09:41 Reply

    Fantástico cuento Jano!!! me ha encantado. Muchas gracias.
    Tendría que ser el anciano el que debería abrir la jaula para que el loro volara de vez en cuando.
    Quizás podría ayudarlo a sentirse más libre, si es realmente amor lo que siente por él.
    ¿Quién tiene miedo realmente a la libertad, el loro o el anciano? A veces deberíamos abrir las jaulas de nuestros seres queridos. El anciano tiene la llave!!

  • Rosamaria Claveria Vinardell
    29 mayo, 2014 - 20:27 Reply

    Creo que el loro tiene miedo a ser libre, està muy apegado al anciano y prefiere seguir viviendo en un ambiente seguro…el miedo nos mantiene “enjaulados” y no nos deja vislumbrar la alegria de ser libre, de ser lo que somos. Gracias Jano por compartir tus cuentos, Gracias por tu valiente actitud de vida!!! Un abrazo!!!

  • angeles
    29 mayo, 2014 - 20:12 Reply

    Jano como cada uno de tus escritos nos descubres algo. Cuanta sabiduria!!! Tan pequeño como te recuerdo y tan GRANDE como te he reencontrado. Te sigo y me has enseñado a admirarte ahora como persona tanto, tanto…Ha sido un redescubrimiento grande, enorme, lleno y pleno. Desearia con todas mis fuerzas ke fueta n otras circunstancias pero son las wque son. Todos hemos de pasar por algo. No sabemos que. Cuando me toque espero tenerte muy presente y saber hacerlo tan bien como tu y mientras tanto aprovecho para aprender de ti e impregnarme totalmente de tu saber ser y estar. Eres grande. Enorme y superior. Me siento tan orgullosa de ti y de todos los tuyos…me estas enseñando tanto. Gracias mi querido Jano. Sabes que no estais solos. Mi granito insignificante de arena junto con todas las personas ke te quieren que son muchas, suma y ojala sumase mas . Contigo siempre. Un abrazo mi querido niño, mi gran y admirado hombre, maravilloso padre, marido, hijo, hermano, amigo y sobre todo, maravillosa persona . Un beso grande.

  • Claudia
    29 mayo, 2014 - 20:07 Reply

    Admirables madre e hijo, no tengo palabras…una vez más, GRACIAS!!

  • Carmen Pérez Gutiérrez
    29 mayo, 2014 - 19:54 Reply

    “Si el hombre pudiera decir lo que ama,

    si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo

    como una nube en la luz;

    si como muros que se derrumban,

    para saludar la verdad erguida en medio,

    pudiera derrumbar su cuerpo, dejando sólo la verdad del amor,

    la verdad de sí mismo;

    que no se llama gloria, fortuna o ambición,

    sino amor o deseo,

    yo sería aquel que imaginaba;

    aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos

    proclama ante los hombres la verdad ignorada,

    la verdad de su amor verdadero.

    Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien

    cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;

    alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina,

    por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,

    y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu

    como leños perdidos que el mar anega o levanta

    libremente, con la libertad del amor,

    la única libertad que me exalta,

    la única libertad porque muero.

    Tú justificas mi existencia:

    Si no te conozco, no he vivido;

    Si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.”

    Luis Cernuda

  • christian
    29 mayo, 2014 - 17:15 Reply

    Que bueno leerte, Jano !
    Multiples lecturas, como la vida misma 🙂

    Miedo a no estar a la altura de lo que pedimos. Lo dificil de comprometerse con ello.

    Vértigo al hacerse realidad algo tan ansiado y casi tan antiguo que olvidamos el real significado.

    Miedo al cambio … EL CAMBIO.

    Miedo al desconocido. A veces los mejores regalos llegan desde la mano más temida.

    Otro cambio: si me dan lo que tanto ansío: ¿qué excusa me queda?
    abrazo

  • Blanx
    29 mayo, 2014 - 15:01 Reply

    El loro vive reclamando una oportunidad de cambio, pidiendo libertad pero cuando realmente la obtiene, se da cuenda del valor de la vida que lleva y no quiere abandonar.
    Seguramente la sintonía entre el anciano y el loro es fantástica y por ella renuncia a su libertad.
    Jano, SI CONTACTAS CON ELLOS DILES QUE EN CASA TIENEN UNA SEGUNDA RESIDENCIA CON 6 PERIQUITOS ENCANTADORES

  • Alvaro
    29 mayo, 2014 - 12:00 Reply

    Muy emotivo, muchas gracias

  • Francina López
    29 mayo, 2014 - 11:48 Reply

    No entiendo la metáfora….quizás es que entre tantas lecturas que pueda tener no encuentro la mía, pero no la entiendo….como no sea que a veces pedimos por pedir y no sabemos ni lo que queremos….

  • Mami
    29 mayo, 2014 - 11:22 Reply

    Bienvenido Jano!!! Te añorábamos egoistamente, necesitabamos tus cuentos, tus maneras sutiles de darnos lecciones de vida, tu sonrisa entre letras, el comprobar que como tú querías eres excepcional, el imaginar en tus ojos azules la emoción del día a día.
    Ahora somos muchos más los que sabemos que “La ELA existe”, muchos más los que “Tenemos contigo, conexiones con sentido”, muchos más los que pensamos cada mañana “Que vivir tiene sentido, que tiene sentido vivir”, y muchos más los que les decimos a esta legión de amigos que nos acompañan “Gracias por todo, gracias por tanto”. Y contigo, con ellos y “juntos”… seguimos luchando campeón!!! Un beso enorme. Te quiero mucho, tu mami.

  • rosa guix conill
    29 mayo, 2014 - 11:20 Reply

    un fuerte abrazo para todos,,,,,,,,,,,,,,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *