Go to Top

Cuento 8: “El reparto del pan”

Cuento 8: “El reparto del pan”

cuento nº8 baja resolucionHabía una vez un pueblo que sufrió una profunda crisis, tras la cual quedó sumido en la más extrema pobreza. Sus habitantes apenas tenían agua y alimentos para sobrevivir, y con el paso del tiempo empezaron a sentirse cada vez más débiles y desesperados. Cierto día, un joven decidió marcharse del pueblo en busca de alguna solución. Se alejó de allí con paso tambaleante pero actitud decidida, y, ante el estupor de sus paisanos, esa misma noche regresó con un cesto lleno de pan. Todo el mundo salió contentísimo a recibirlo, y él empezó a repartir el alimento entre los habitantes del pueblo, quedándose para él el trozo más grande.

Al día siguiente, el joven volvió a marcharse y la historia se repitió exactamente igual: por la noche regresó con un cesto de pan y la gente salió a recibirlo, emocionada y agradecida, mientras él repartía el pan quedándose para sí el trozo más grande. Durante toda la semana, el joven continuó saliendo del pueblo cada mañana y volviendo cada noche con una cesta de pan. Poco a poco, los habitantes empezaron a murmurar: “¿cómo es que él siempre se queda el trozo más grande?”, “¿no podría repartirlo todo a partes iguales?”, “¿de qué le sirve ser tan generoso, si luego lo estropea todo con un gesto así?”…

Los días fueron pasando, y el joven siguió saliendo a buscar pan para sus paisanos, que cada vez lo recibían con menos agradecimiento y más suspicacia. Por fin un día, en pleno reparto, uno de los ancianos del pueblo le espetó:

-Dinos, ¿por qué no compartes con nosotros también tu pan? ¿Por qué te quedas siempre el trozo más grande?

A lo que el joven le contestó:

– …

Yo tengo mi respuesta, te animas a compartir la tuya?
Añádela como comentario, en unos días la pondré… o no…!

10 Responses to "Cuento 8: “El reparto del pan”"

  • Marta
    17 diciembre, 2014 - 12:45 Reply

    Si no cuidas de ti mismo no podrás cuidar de los demás. Gracias a este pan consigo reponer fuerzas y volver cada noche con pan para todos.

  • Toni
    14 noviembre, 2014 - 20:54 Reply

    Hola Jano, com estàs? casualment m’acabo de fer voluntari de la Gran Recapte i ara llegeixo el teu compte. Espero el teu final, mentrestant la resposta del noi coincidiria amb l’Alejandro: necessito menjar una mica més per poder anar a buscar pa cada dia. També pot ser: “Quien parte y reparte se lleva la ejor parte” Records i molta energia!!

  • Alberto
    7 noviembre, 2014 - 22:34 Reply

    Hola Jano!!

    Pueden ser tantas respuestas como pensamientos, pero así somos la raza humana, opinar antes de saber el motivo del porque se queda la parte más grande.
    Fíjate que la gente del pueblo ya no ve la generosidad del joven y el esfuerzo que en su momento llego hacer, eso se olvida, ya no importa lo que cada uno tiene sino, lo que los demás tienen, quizás, los que se quejan ni tan siquiera han movido un dedo para ir ellos a buscar ese cesto de pan, es muy fácil no hacer nada recibir la generosidad y encima quejarse.

    ¿Alguien pensó en agradecerle al joven ese esfuerzo?

    ¡¡Un abrazo Jano!! y gracias!!!

  • Hanni
    3 noviembre, 2014 - 10:55 Reply

    Hola Jano, estoy esperando la respuesta del cuento, me tiene algo perdida.
    No me planteo el hecho de porqué se queda el chico el trozo de pan más grande. Me planteo porqué el pueblo se queja, porque se dedican a comparar si un pan es más grande que otro. ¿es eso importante para ellos? ¿a que les lleva esa comparación? Lo único que puedo ver es a un pueblo infeliz, que vive pendiente de los otros, en lugar de estar agradecidos y procurar por su felicidad. Un abrazo Jano!

  • Mami
    26 octubre, 2014 - 20:41 Reply

    Cuanto desgaste, cuanto tiempo compartiéndolo todo Jano, ….cuanto enseñado y cuanto nos queda por aprender. Ahora toca recuperarse, hay que estar a tope, coge este trozo un poco más grande de pan. queremos que te lo tomes….nos has dado tanto y tantos días….. Ahora eres tú el que lo necesitas, hay “luz al final del tunel”, Tel Avid te espera !!!! Por una vez, piensa en tí…..ese joven también lo necesita y se lo va a tomar relajado, y convencido en que hace lo mejor. Por una vez, va a ser él, osea tú, el que nos oye, el que nos atiende y el que se quita esa coraza y va a dejarnos aconsejarle. Porque tú nos quieres mucho, pero nosotros te queremos tanto o mássssssss. Tu mami

    • Alejandro Kufudakis
      15 noviembre, 2014 - 21:44 Reply

      Emocionante, Mamá Leona!!!

  • Hanni
    26 octubre, 2014 - 20:40 Reply

    el joven les contestó: ” no sabía que mi trozo de pan fuera el más grande.Tomad y comed todos de él…”

  • Alejandro Kufudakis
    25 octubre, 2014 - 16:47 Reply

    NECESITO ALIMENTARME BIEN, PARA ABASTECEROS, NOCHE A NOCHE.

  • Sergi
    25 octubre, 2014 - 13:22 Reply

    Respuesta del chico:
    Me quedo el trozo mas grande para compartirlo con una pareja anciana que vive a medio camino entre el pueblo y allí donde me dan el pan. La pareja me da refresco y descanso en el duro camino diario.

  • Elena
    25 octubre, 2014 - 13:20 Reply

    Ya os doy el trozo mas grande…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *