Go to Top

MC

Me he dado cuenta que en estos últimos años me han contado muchos cuentos. Y, como buenos cuentos, traen algo más que una bonita historia. Quiero compartir algunos de ellos, que sin duda han propiciado un trabajo interno, con mayor o menor éxito, pero estoy convencido que ¡también os servirán!

 

Cuento 10: “Muerte en Teherán”

En cierta ocasión, un persa rico y poderoso paseaba por el jardín con uno de sus criados.

Dicho criado estaba compungido, ya que acababa de encontrarse con la Muerte quien le había amenazado, y suplicó a su amo que le diera el caballo más veloz y así poder huir y llegar a Teherán aquella misma tarde.

El amo accedió y el sirviente se alejó al galope.

Al regresar a su casa el amo también se encontró con la Muerte y le preguntó:

– ¿Por qué has asustado y aterrorizado a mi criado?

– Yo no le he amenazado. Sólo mostré mi sorpresa al verle aquí, pues según mis planes esperaba encontrarle esta noche en Teherán – contestó la Muerte.

 

 __________________________________________________

Cuento 9: “El cuento del pajarito”

Llegó el momento, como cada año, en que la gran bandada levantaba el vuelo para iniciar su migración, pues acechaba ya el invierno…

Pero en esta ocasión nuestro pajarito protagonista decidió quedarse descansando y ahorrarse esfuerzos, pues se sentía más capaz que el resto de sus iguales. Tal vez se sentía especial…

Pronto vinieron las ventiscas, la lluvia y el frío. Hasta que, cierto día, le sorprendió en pleno vuelo una gran nevada. Las alas empezaron a cubrírsele de hielo y el pajarito acabó cayendo al suelo. No podía levantarse de ningún modo y comprendió que, de seguir así, acabaría congelándose.

Seguir leyendo →

 __________________________________________________

Cuento 1: “El Elefante Encadenado”

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe, era también el animal preferido por otros niños.

Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales… Pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba una de sus patas. Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir.

Seguir leyendo →
 
 

Cuento 2: “Estrellas de Mar”

Había una vez un escritor que vivía a orillas del mar; una enorme playa virgen donde tenía una casita donde pasaba temporadas escribiendo y buscando inspiración para su libro.

Era un hombre inteligente y culto y con sensibilidad acerca de las cosas importantes de la vida.

Una mañana mientras paseaba a orillas del océano vio a lo lejos una figura que se movía de manera extraña como si estuviera bailando. Al acercarse vio que era un muchacho que se dedicaba a coger estrellas de mar de la orilla y lanzarlas otra vez al mar.

Seguir leyendo →
 
 

Cuento 3: “Zanahorias, huevos y café”

Un hijo se quejaba a su padre acerca de su vida y de lo difíciles que le resultaban las cosas. No sabía cómo hacer para seguir adelante. Estaba cansado de luchar y enfadado todo el día. Tenía la sensación que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, chef de profesión, lo llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres recipientes con agua y los colocó sobre el fuego. Pronto el agua de cada uno empezó a hervir. En el primero colocó zanahorias, en el segundo huevos y en el último unos granos de café, y los dejó hervir sin decir palabra.

Seguir leyendo →
 
 

Cuento 4: “Las dos hermanas y la naranja”

 El ilustre Ben Tahir, guerrero valeroso y hábil gobernante, vivía con sus dos hijas en su hermoso palacio. Desde que ambas nacieron quiso educarlas con inteligencia y sensibilidad, y por eso dejó la educación de las niñas al cuidado del mayor sabio de su tiempo, Abu al Jadá.

Cada mañana, Ben Tahir sonreía contemplando los juegos de sus hijas en el jardín de palacio, y las veía comportarse con elegancia, sencillez y decoro. Pero un día, para sorpresa de todos, las dos hermanas empezaron a pelearse. Sin poder dar crédito a lo que veían sus ojos, el padre se les acercó a toda prisa y preguntó al maestro Abu cuál era el motivo de la trifulca.

Seguir leyendo →
 

 

Cuento 5: “El Maestro Tibetano”

En una pequeña aldea de las montañas del Tíbet vivía un anciano monje muy sabio que se dedicaba a la docencia. Corría la leyenda de que, frente a cualquier situación, lograba siempre una magistral enseñanza.

Cierta tarde, mientras el anciano maestro estaba en el Templo con sus alumnos, un hombre irrumpió repentinamente gritando: – “¡Embustero! ¡Farsante! ¡Mentiroso!…”

Seguir leyendo →
 
 

Cuento 6: “La Historia del Caballo”

Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para cargar los productos de la cosecha. Lo quería mucho y le resultaba muy valioso. Pero un día el caballo se escapó saltando la verja de la cuadra.

Un vecino q lo vio todo, corrió a la puerta de nuestro hombre diciéndole:

-Tu caballo se ha escapado! Tu caballo se ha escapado!, ¿Qué harás ahora para trabajar el campo sin él? Se acerca un invierno muy duro, que mala suerte has tenido!

Pero el hombre le miró y le dijo:

-¿Estás seguro de que ha sido mala suerte?

Seguir leyendo →

 

Cuento 7: “El Loro enjaulado”

Esta es la historia de un loro que desde hacía un buen número de años vivía enjaulado. Su propietario era un anciano al que el animal hacía compañía.

Cierto día, el anciano invitó a un amigo a su casa a saborear un delicioso té de Cachemira.

Los dos hombres pasaron al salón donde, cerca de la ventana y en su jaula, estaba el loro. Se encontraban tomando el té, cuando el loro comenzó a gritar insistentemente: ¡Libertad, libertad!

Durante todo el tiempo en que estuvo el invitado en la casa, el animal no dejó de reclamar libertad. Hasta tal punto era desgarradora su solicitud, que el hombre se sintió muy apenado y ni siquiera pudo terminar de saborear su taza.

Seguir leyendo →

 

Cuento 8: “El reparto del pan”

Había una vez un pueblo que sufrió una profunda crisis, tras la cual quedó sumido en la más extrema pobreza. Sus habitantes apenas tenían agua y alimentos para sobrevivir, y con el paso del tiempo empezaron a sentirse cada vez más débiles y desesperados. Cierto día, un joven decidió marcharse del pueblo en busca de alguna solución. Se alejó de allí con paso tambaleante pero actitud decidida, y, ante el estupor de sus paisanos, esa misma noche regresó con un cesto lleno de pan. Todo el mundo salió contentísimo a recibirlo, y él empezó a repartir el alimento entre los habitantes del pueblo, quedándose para él el trozo más grande.

Seguir leyendo →

 __________________________________________________

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *