Go to Top

Mis Cuentos

Me he dado cuenta que en estos últimos años me han contado muchos cuentos. Y, como buenos cuentos, traen algo más que una bonita historia. Quiero compartir algunos de ellos, que sin duda han propiciado un trabajo interno, con mayor o menor éxito, pero estoy convencido que ¡también os servirán!

[Podéis clickar sobre los títulos para seguir leyendo… ]

cuento nº1cuento nº2cuento nº3cuento nº4cuento nº5cuento nº6cuento nº7cuento nº8cuento nº9cuento nº10cuento n°11cuento nº12

3 Responses to "Mis Cuentos"

  • Fernando Hidalgo
    24 marzo, 2016 - 18:35 Reply

    Buenas tardes Jano,

    He conocido tu web de casualidad, buscando sobre el cuento de la naranja, pues pretendía hacer con él un ejercicio en mi empresa, para así trabajar sobre lo importante que es la comunicación y manifestar nuestras necesidades.

    Al leer el resto de cuentos, he encontrado dos más, el del elefante y el de los monos, con los que también me han surgido ideas para hacer ejercicios.

    Sólo darte las gracias por toda esta energía positiva que desprendes en esta bonita página, y decirte, que con tus palabras, ideas y energía, estás ayudando a muchísima gente.

    Un fuerte abrazo.

    • CONSUELO TENORIO
      11 abril, 2016 - 18:39 Reply

      Buenos días Jano, mi nombre es CONSUELO TENORIO, afortunadamente no padezco ningún tipo de lesiones, pero mi sola presencia en el mundo ya es una lección de vida, solo quiero decirte que la gente que nunca se equivoca es porque nunca hace nada.
      Renato Descartes, Filósofo y Matemático Francés decía que: Hay una pasión superior a todas y es la satisfacción interior por el bien que hacemos a los otros. Con esta página ayudas a mucha gente que ante tu misma situación no tiene tu misma actitud. Un saludo.

  • Mar
    22 octubre, 2013 - 18:20 Reply

    Hola Jano,

    Pues decirte que había oído hablar de tu caso por amigos y en facebook. Me conecté solo verlo y hasta ahora no me he puesto a leer tu contenido.
    Decirte que lo primero que he sentido es vergüenza, mucha. De mí misma desde por supuesto, vergüenza de sentir como me quejo de situaciones, cómo no aprecio mi rutina, cómo no tomo conciencia cada minuto de lo que es vivir con plena salud. Supongo que es normal, o no…
    Luego me he sentido bien al ver cómo estáis afrontando la situación, cómo has cambiado tus perspectivas cuando explicas tu enfermedad. No sé, es admirable la verdad.
    Me haré con las pulseras y las haré llegar a cuanta más gente mejor.
    Te mando un abrazo a ti y a los tuyos, felicidades por ser y sentir como sientes, no todo el mundo es capaz de sentirlo, por muy enfermo que esté.

    Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *