Go to Top

Mr2

“Fase del Borracho” 

De febrero a mediados de junio de 2013

Para ser del todo honesto debo añadir que, además de querer compartir mi experiencia y de este modo haceros algo más partícipes de mi vida, hay una parte importante que me ha llevado a hacer todo esto: ‘Ponerme a salvo’.

Me explico. Yo soy una de esas personas que estaban hechas hacia afuera. Donde la imagen es muy importante. No me refiero al “metrosexualismo”, sino a las formas, la educación, el saber estar, la presencia… Y me enorgullezco de ello. Es más, si hiciese el osado intento de nombrar alguna de mis virtudes, ésta sería una de ellas.

Seguir leyendo →

 

“Fase del Abuelito” 

Desde mediados de junio de 2013

Sigamos con el mismo nivel de invención que en la Reflexión 1: “Fase del Borracho”, para asignar título a la nueva fase en la que me encuentro: “Fase del Abuelito”.

Os recuerdo que esto de las fases no tiene ningún sustento ni fundamento médico…

En esta ocasión me gustaría tratar de definir también cómo me encuentro, no sólo físicamente, sino también de coco.

Seguir leyendo →

 

“Fase del canguro mareado perdido en la ciudad” 

Septiembre de 2013

¡Por fin doy con una frase absolutamente científica para definir mi nueva fase!

Os cuento:

¡Me resisto a dejar de andar! Aún no estoy preparado para sentarme en una silla. No es que crea que eso es señal de debilidad ni de rendición. Simplemente, tengo la sensación de que cuando llegue el momento lo sabré, pero ese día no es hoy. Y no me planteo si será mañana.

Seguir leyendo →

“Herido y Agradecido” 

Octubre de 2013

Es domingo, 18 h. Natalia y su hermano se acaban de ir a la feria de Les Corts con los peques. Yo no me he visto con cuerpo para ir, nunca mejor dicho. Remate final para un fin de semana gris, gris oscuro.

Llevo varios días, o mejor dicho, varias semanas queriendo daros las gracias por todo el apoyo que nos estáis regalando, así que me he dirigido al ordenador convencido de que ahora es un buen momento para escribir una nueva “reflexión”. 
Mi idea era crear una reflexión animosa, positiva y vigorosa para empezar todos la semana con ganas de vida.

Seguir leyendo →

 

“Gato acorralado”

Diciembre de 2013

Desde octubre hasta hoy, muchas son las veces que he empezado a escribir una nueva reflexión. Seguramente más de una al día. Pero no he sido capaz de continuarlas. Estaban ocurriendo demasiadas cosas bonitas fuera como para confrontarlas con las de dentro. Eventos, encuentros, cenas, amigos… Todo se me aproximaba de una manera tan generosa, tan amable, tan benévola y agradable… que no quería pararme a mirar hacia dentro.

Pero no tenía ningún sentido dejar de hacerlo, simplemente por el hecho de sospechar que podía doler. Era como estar haciéndome trampas a mí mismo.

Seguir leyendo →

 

“Los holandeses errantes o errante con los holandeses”

Junio de 2014

Más que una reflexión, hoy me apetece compartir una experiencia que viví en mi retiro de cuarenta días.
Como siempre, lejos de pretender dar lecciones a nadie, si a alguien le sirve el siguiente escrito seré más que feliz.

Ocurrió entre la cuarta y la quinta semana de mi estancia en Tenerife. En la hacienda donde me albergaba había muchas casitas. Yo estuve viviendo en una. El resto las iban ocupando viajeros, con sus mochilas llenas de inquietudes, que pasaban unos días por ahí.

Seguir leyendo →

“Compartiendo mis Sombras”

Agosto de 2015

Ha pasado mucho tiempo desde la última reflexión, más de un año, y no porque no tuviera nada que me rondara por la cabeza, sino más bien por el vértigo que sufría cuando trataba de pausar mis pensamientos para ordenarlos… Hoy, algo más sereno, voy a ver qué tal se me da.

Me remontaré a mis cuarenta días de retiro en Tenerife. Allí viví una experiencia única y extraordinaria, que me reservo para mí. Sólo, además de recomendarlo a todo el mundo, compartiré tres aprendizajes que tuve el inmenso placer de llevarme de la isla:

Seguir leyendo →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *